;

jueves, 28 de abril de 2011

Jarillo denuncia a Collado por un presunto delito de malversación de fondos públicos (Nota de prensa de la ELA de Tesorillo)

El órgano de gobierno de la ELA no ha cobrado la nómina de marzo porque Jimena no ha realizado la aportación mensual.

El pasado día 15 de Abril la alcaldesa de la Entidad Local Autónoma, Belén Jarillo, interpuso una denuncia en el juzgado número 1 de San Roque al alcalde jimenato, Pascual Collado, al no recibir la transferencia mensual para abonar las nóminas de los trabajadores tesorilleros.

El ayuntamiento matriz ingresó el pasado día 10 de abril 15.000€ a las arcas tesorilleras, siendo esta cantidad insuficiente para afrontar los pagos de las nóminas y seguros sociales de los trabajadores de la ELA. Mensualmente Collado viene ingresando 30.000€ para los gastos las nóminas y 5,000€ para los gastos de suministro eléctrico, decisión adoptada unilateralmente por el ayuntamiento jimenato.

Tras numerosas conversaciones y negociaciones fallidas con Collado para que abonara la cantidad que faltaba y así pagar a los trabajadores, Jarillo ha decidido denunciar los hechos ya que entiende que su conducta es delictiva y que no cumple con los acuerdos adoptados en los tribunales.

Hay que recordar que recientemente una sentencia judicial ha obligado a Collado a abonar más de 300,000€ a la ELA correspondiente a los ingresos que no se llevaron a cabo en los años 2.000 y 2,001 y lo que ha provocado numerosas deudas con proveedores. Tras siete año de litigios el pasado mes la ELA recibió el primer cobro de dicha deuda, 30,600€. Dinero que debía ser utilizado para abonar las deudas contraídas con los proveedores y con el que Collado pretendía que se abonaran las nóminas. Jarillo no estaba de acuerdo puesto que tal y como dijo la juez claramente a Collado; el pago de esta deuda no eximía el pago de las nóminas de los trabajadores.
Según Jarillo: "Los trabajadores de Tesorillo son de segunda, el Ayuntamiento Jimenato nos ha puesto en una situación muy crítica, hemos tenido que pagar a los trabajadores el día 16, tomando la decisión de no cobrar el órgano de gobierno, porque no había dinero para todos. Ante esta situación solo nos ha quedado un camino: denunciar al alcalde jimenato. Nos consta que podría enfrentarse hasta a tres años de prisión si un juez decide que hay delito. No queremos ver a nadie encarcelado, pero tenemos que velar por nuestro pueblo, no podemos permitir que nuestros ingresos se estén desviando para otro lado, no podemos permitir que haya malversación de fondos públicos, esta situación la tiene que conocer un juez".


Google
;