;
Google
;

lunes, 16 de marzo de 2015

AGRAVIO AL TESORILLO (De la serie "El Cortijillo" Por Francisco Quirós "Pacurro")

Artículo X del 2º año de emisión de la serie "El Cortijillo"
(Pintura de Manuel García Lobato)

AGRAVIO AL TESORILLO

Les ruego que por unos momentos imaginen que puede pensar alguien que no conozca San Martín del Tesorillo, que sea espectador asiduo de las diferentes cadenas de televisión, oyente de radios o lector de periódicos. Si hace no mucho nuestro pueblo aparece en las noticias, porque han asesinado a uno de nuestros vecinos, consecuencia de una brutal paliza (los presuntos asesinos, por supuesto de fuera de nuestra localidad y extranjeros). Si al cabo de un corto periodo, volvemos aparecer en los medios, consecuencia que otro vecino, el cual tiene sus facultades mentales trastornadas, tiene amenazada a gran parte de la población. Y la guinda, el desagradable episodio de los insultos machistas a una asistenta (antiguo juez de línea) en un encuentro de fútbol, celebrado el pasado 22 de febrero. 

Cualquiera puede pensar que San Martín del Tesorillo es un lugar poco apetecible, que... 
los barrios de Petare en Caracas o el de Las Favelas de Rocinha en Rio de Janeiro, considerados como de los más peligrosos del mundo, comparados con Tesorillo son Disney Landia.

Sobre este último episodio versará este escrito. Quiero empezar dejando meridianamente claro que los insultos proferidos hacia la árbitro asistente Laura Jiménez de los Galanes Cachaferio, son impermisibles, execrables, aborrecibles, detestables y todo los apelativos malos que se le quieran añadir

Durante catorce temporadas fui colegiado y he recibido insultos de toda índole, si me hubiesen pagado a cincuenta céntimos el insulto, hoy estaría pugnando con Amancio Ortega por ser el más rico de Europa. Pero también durante ocho temporadas formé parte de la Junta Directiva de la Unión Deportiva Tesorillo. Lo mismo que rechazo de plano los insultos a la asistenta, opino que a mi Club los medios de comunicación no le han tratado correctamente, no actuando con imparcialidad y con información sesgada de los acontecimientos , con algunas excepciones, como El Diario Europa Sur por extensión todos los del grupo Joly y Radio Algeciras Cadena SER. Un conocido escribía en las redes que ha sido sometido a un linchamiento mediático, no creo que esté muy lejos de la realidad.

Todo comenzó al denunciar la ofendida en su perfil de Facebook los insultos. El Sindicato de Árbitros se hizo eco de la noticia trasladándola a los distintos medios. Cadenas de televisión en sus informativos de mayor audiencia, radios, diarios de información general y deportiva de tirada nacional, tertulias, magazines, difundieron la noticia por toda España y no exagero, he comprobado personalmente como la noticia transcendió en lugares tan distantes como Asturias, Cataluña o Islas Baleares, es más hasta fuera de nuestras fronteras, familiares de una vecina nuestra que residen en Francia así lo corroboraban. Ha sido portada en un periódico de información deportiva de tirada nacional y otro ha estado tras la noticias varias semanas.

¿Han sido ecuánimes, han tenido rigor? Según mi opinión un No rotundo. Trataré de explicarme. En primer lugar en su comunicado la Señorita Laura Jiménez se quejaba de los insultos y añadía que parte de los insultadores eran mujeres, todos o casi todos los medios han obviado esta circunstancia, reitero siempre bajo mi parecer, porque si mencionaban a las mujeres les restaba morbo a la noticia. Es verdad que han hecho alusión al comunicado oficial del Club, por cierto que actuó rápido y muy bien al expulsar de inmediato al jugador que participó en los insultos. En ese comunicado en el cual se pedía perdón a la colegiada y a todo el colectivo arbitral, también se reseñaba que fue un reducido número de personas las que insultaron, esa circunstancia para nada fue investigada, si en verdad el Club estaba en lo cierto en lo referente al número de espectadores que profirieron los insultos , estarán conmigo que no es lo mismo que agravien cinco que cien personas, en este apartado se cubrió de gloría el colegiado del encuentro al afirmar que en el campo había cuatrocientos espectadores y que los improperios fueron cantados a coros, rotundamente falso . Los medios para nada se molestaron en averiguar la idiosincrasia de la U .D. Tesorillo, historia, números de fichas, medios de financiación, etc. El mensaje era claro y nítido, insultos machistas, pronunciados por espectadores, es lo que vende. Todo ello ilustrado con imágenes del escudo del Club, para que nadie se olvidara de Tesorillo.

Tanto el Sindicato como los distintos Medios, considerando la sanción de cincuenta euros ridícula impuesta por el Comité de Competición, solicitaron que se aplicara de la Ley 19/2007, Contra la Violencia, El Racismo, La Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, reclamando una sanción mucho mayor. Aquellos que propusieron la aplicación de la citada Ley, decidles que se documenten mejor, la potestad sancionadora la tienen por este orden según cuantía y gravedad, Delegación de Gobierno, Secretaría de Estado, Ministerio del Interior y Consejos de Ministros. Por tanto La Federación Andaluza de Fútbol obró correctamente. Por cierto si el Sr. Colegiado del encuentro se hubiese valido de esa Ley a lo mejor los hechos no toman los derroteros que tomaron y la cosa no hubiese pasado a mayores. Digo esto porque el artículo 15 en su apartado 1. Faculta al árbitro para que cuando sucedan hechos como los que nos ocupan, detenga temporalmente el encuentro, si los hechos continúan puede suspenderlo definitivamente. La Legislación se debe aplicar en toda su extensión y no solo para lo que interese. Es de justicia reconocer, que si Laura Jiménez denuncia los hechos ante la autoridad competente, cabe la posibilidad que el Club como organizador del evento y por tanto responsable subsidiario podría haber sido sancionado con una cuantía considerable. ¿Qué podría haber pasado?, simplemente la Junta Directiva (por cierto que sus componentes caben en un seiscientos), retiraría el Club de las Competiciones, desaparecería y al traste con más de cuarenta años de historia, un centenar de fichas, donde hay niños vinculados a la U.D. Tesorillo desde los tres años, nadie o casi nadie reparó en ello. Por eso en una actitud que le honra hay que agradecer la postura de la ofendida que no ha querido denunciar por no causar daño al Club, es más se ha puesto en contacto con la Directiva y les ha pedido disculpas. 


Con anterioridad, La Unión Deportiva, ha sufrido un hecho muy similar, en un encuentro del cual no voy a descubrir equipo, un jugador del Tesorillo de tez oscura, sufrió insultos racistas por parte de espectadores y de jugadores del equipo contrario. Nuestro entrenador requirió al colegiado que interviniese, hasta un informador arbitral que había ese día prometió informar, para nada han transcendido los hechos, como si no hubiesen ocurrido. ¿Qué hubiese pasado si se denuncian? ¿Hubiera tenido la misma difusión y transcendencia? Es una incógnita, pero me temo que no.

Me queda mucho más en el tintero, pero no quiero alargar el escrito, so pena de ser tedioso. Solo permítanme relatarles una anécdota que tiene que ver con este relato. El sábado 7 de marzo, presenciando el maravilloso pasacalles del carnaval tesorillero, una señora comentó a viva voz “¿Dónde están las cámaras?,” también deberían estar hoy aquí”, yo añado y de camino entrar en la carpa municipal y observar como la directiva en pleno estaban regentando la barra, recaudando fondos para la financiación de la U. D. Tesorillo. Que ese es otro tema, las ayudas oficiales para con el Club son poquísimas e insuficientes.

Para terminar un ruego. A esos aficionados que quieren y aman al Tesorillo, pero que no son capaces de controlar sus emociones, por favor no acudan a los encuentros oficiales, se habrán percatado de la que se ha montado y no duden que a partir de ahora estamos en el punto de mira. 

La conclusión que saco de todo este embrollo, es que reconociendo que la asistenta fue agraviada, pero también lo han sido, la Unión Deportiva en particular y el pueblo de Tesorillo en general.