;

domingo, 2 de mayo de 2010

MI PRIMERA PARROQUIA, PRIMER AMOR (Por Pedro Velo)

¿Se acuerdan del sacerdote D. Pedro Velo González?, para los que no le conocieron fue cura párroco en San Martín del Tesorillo desde 1985 a 1989, San Martín de Tours fue su primera parroquia como párroco.

Actualmente está destinado en San Fernando (Cádiz), en la Parroquia de La Sagrada Familia, y ejerce a nivel diocesano la función de Vicario Judicial y Presidente del Tribunal eclesiástico, trabajando con el que también fue cura párroco de Tesorillo, el padre José Luis Caburrasi.

Pues por una casualidad encontró el blog “El Rincón de Rosi” donde se hablaba de él en la noticia que hace referencia a RADIO AZAHAR y su historia, por lo que no dudó en ponerse en contacto conmigo y ha tenido la amabilidad de enviarnos un texto en el que nos narra sus vivencias a lo largo de estos últimos años, así como sus sentimientos hacia nuestra gente y nuestro pueblo:

....
Mi primera parroquia, primer amor
...


Hace unos días, concretamente el pasado domingo 25 de abril, navegando por internet en busca de información, de modo casual me encontré con un blog titulado El Rincón de Rosi, en el que se hacía una alusión a mi persona. Me llamó la atención y entré en el mismo, llevándome una grata sorpresa al comprobar que su autora era una tesorillera y que recogía la historia y vida de la población de San Martín del Tesorillo. Un vuelco me dio el corazón. Muchos fueron los recuerdos que, en un instante, pasaron por mi mente. Escribí a su e-mail dándole las gracias. Con rapidez y con cariño me respondió, por lo que pude saber que era Rosi Estorach, quien quiere hacer memoria viva de su pueblo. Un gran acierto. Con amabilidad me pidió, si lo creía conveniente, que escribiera unas líneas para su blog, cosa que hago con mucho gusto.
...
Llegué a Tesorillo en octubre de 1985 y permanecí en esa recordada población hasta octubre de 1989. Cuatro años intensos. Entonces era un joven sacerdote al que su obispo, Don Antonio Dorado Soto, le confiaba su primera parroquia como cura párroco. En verdad eran dos las parroquias, pues por acuerdo entre los Obispados de Cádiz y Málaga también se atendía la parroquia de El Secadero. Asumí la misión con gran ilusión y con grades deseos de trabajar pastoralmente. Mi llegada supuso un cambio generacional. Suplí a dos sacerdotes, hermanos ellos, de edad avanzada que vivían con sus otras dos hermanas. Don Jesús y Don Joaquín me recibieron con sotana y bonete, lo que me causó impresión. Esta imagen de sacerdote, desde niño, no la había vuelto a contemplar. Tomé posesión de la parroquia el 12 de octubre de 1985, celebrando la misa de la solemnidad de Nuestra Señora del Pilar con la presencia del destacamento de la Guardia Civil, que por entonces comandaba el sargento Don Emilio. Mi llegada supuso actuar rápidamente para cambiar unas praxis pastorales preconciliares. Me tocó, por decirlo de alguna manera, modernizar la vida litúrgica y pastoral de la parroquia. No estuve solo. El Señor me puso en el camino a un grupo de jóvenes que me ayudaron a acondicionar la vivienda y algunos de ellos también me acompañaron en las tareas pastorales, principalmente al establecer la catequesis parroquial de comunión. Fui bien acogido y me sentí arropado por los fieles que semanalmente acudían al templo a celebrar el domingo, el Día del Señor. Fueron conscientes de las necesidades de la parroquia y fueron muchos los que se apuntaron en la cuota parroquial que, por entonces, implanté para el sostenimiento de la parroquia; también respondieron cuando inicié el pintado exterior de la Iglesia. Son muchas las personas que me ayudaron. No quiero nombrarlas para no olvidarme de ninguna, pero son muchas las que sus rostros están presentes en mi memoria; algunas de ellas, ya fallecidas. Cada día, en la santa misa, doy gracias al Señor y pido por todas aquellas buenas personas que, como discípulos o samaritanos o cirineos, en el camino de mi sacerdocio me han ayudado a predicar a Jesucristo o me han tendido su mano de consuelo en los momentos difíciles y a llevar la cruz en los de sufrimiento.
...
Hoy ya peino muchas canas y mi barba, que aún la tengo, también está canosa. A finales de junio celebraré los treinta años de mi ordenación. He servido al Señor y a la Iglesia en estos años en diversas parroquias: Puerto Real, y una experiencia misionera en Mongomo (Guinea Ecuatorial), en donde permanecí ocho años en dos parroquias; Ceuta, cinco años; Madrid, donde estuve dos años estudiando Derecho Canónico; San Fernando, mi actual misión pastoral, en la que voy a cumplir seis años. También compagino las funciones parroquiales con actividades en el Obispado, ya que el Sr. Obispo, Don Antonio Ceballos últimamente me nombró Vicario Judicial de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, y profesor de derecho canónico en el Seminario diocesano. Estas labores las desempeño en compañía del que también fuera párroco de Tesorillo, el padre José Luis Caburrasi.
...
Cuando uno mira hacia atrás y contempla la historia de su vida descubre que todo es obra de Dios, y que la misión del sacerdote es anunciarle y testimoniarle con generosidad y mucho amor. Por ello puedo decir que San Martín del Tesorillo, su parroquia y sus gentes fueron mi primer amor; un amor que nunca se olvida.
...
Ha sido un gozo el escribir estas líneas y a través de ellas quiero hacer llegar un cordial saludo a todos los tesorilleros. ¡Que Dios os bendiga y San Martín os proteja!. Un abrazo.
...
Rvdo. Pedro Velo González, Pbro.
Cura Párroco de La Sagrada Familia
e-mail: pedrovelogonzalez@gmail.com
San Fernando (Cádiz).
******************

COMENTARIO ROSI: Desde aqui darte las gracias por estas palabras tan agradables dirigidas a nuestra población y felicitarte por los logros conseguidos a lo largo de todos estos años. Espero que sigas visitando estos blogs que recogen el pasado y el presente de Tesorillo.
....
Google
;