;

martes, 14 de febrero de 2012

Reclamarán para Jimena y Castellar zona catastrófica a consecuencia de las heladas

Unas naranjas con signos de haber sufrido heladas en Tesorillo.


........
El frío acaba con el 50% de los cítricos y el 80% de los aguacates.

"El precio de los cítricos está congelado a 8 céntimos el kilo y no necesita escarcha". Con esta frase retrató Juan Salido, responsable de Coag en el Campo de Gibraltar, las consecuencias de la ola de frío que está acabando con la campaña de naranjas y de aguacates en la comarca. El agricultor explicó que la madrugada de ayer fue la más helada de la semana y el termómetro en Jimena y Castellar llegó a los seis grados bajo cero. Desde 2005 no se repetía algo parecido. Como consecuencia, aseguró que el 80% de la cosecha de aguacates se ha ido al garete. "El aguacate se pone negro de inmediato y para colmo habrá que eliminar arboleda y volver a replantar", dijo sin obviar que muchos optaron por este cultivo alternativo más beneficioso que el cítrico y ya se dedican 300 hectáreas.

Con las naranjas sin embargo, los síntomas tardan más en aparecer aunque Salido estima que el 50% de la cosecha se perderá. "Coag se plantea pedir que la zona sea declarada catastrófica. No sirve de mucho pero al menos da derecho al pataleo", anunció.

La helada polar de la madrugada del lunes es conocida como escarcha negra porque no hay humedad y lo seca y pudre todo. El frío que hizo anteriormente lo llaman escarcha blanca, menos dañina. Los agricultores llevan una semana sin dormir pendientes de los cultivos. Salido reconoció que se hace duro pero todo sea por salvar la cosecha. Asimismo, agradeció a la delegada de Medio Ambiente y al personal de la Agencia Andaluza del Agua que ha trabajado turnos de 14 horas para garantizar los riegos nocturnos con el objetivo de aliviar el frío y que ha servido de medida preventiva y de experiencia piloto en el Campo de Gibraltar. "La idea de los aerogeneradores para lograr un microclima no ha funcionado a pesar de ser costosa para el agricultor", apostilló.

En la vega del río Guadiaro tampoco se descarta la posibilidad de que por parte de los colectivos agrícolas se proponga a las autoridades la petición como zona catastrófica para el término de Jimena. Tanto la actual cosecha de cítricos, en plena recolección, como la floración ya iniciada, se han visto seriamente dañadas. Para el presidente de la comunidad de regantes de San Martín del Tesorillo, Martín Blanco, la falta de lluvia y como consecuencia el estado del terreno y estas bajísimas temperaturas son las causas de este desolador panorama. El grupo municipal socialista de Castellar por su parte ha registrado una moción para solicitar a la corporación que inste a la Junta de Andalucía y al Gobierno central a aprobar medidas extraordinarias para paliar las recientes heladas que se han producido en el campo y que sufren los agricultores castellarenses en sus productos y árboles frutales.

Google
;