;
Google
;

domingo, 13 de abril de 2014

Las obras de modernización de los canales de riego comenzarán en julio

Tragsa realizará la totalidad de la obra, si bien la Junta decidirá en qué tramo realizará su inversión Las asambleas de regantes de Tesorillo y San Pablo lo aprobarán en asamblea.
             

Un paso más para la modernización de los canales de riego del Valle del Guadiaro. El presidente de la comunidad de regantes de Tesorillo, Martín Blanco, informó ayer que las obras comenzarán a primeros de julio y se realizarán en su totalidad por la empresa pública Tragsa.

Blanco y al presidente de la comunidad de regantes de San Pablo, José Díaz, mantuvieron el jueves una reunión en Sevilla con viceconsejero de Agricultura, Pesca y Medio Rural, Juan Antonio Cortecero; la directora general de Infraestructura Hidráulicas, Belén Gualda; y el presidente y director general de Seiasa, (Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias), Francisco Norte y José Luis Montero, respectivamente.

En este encuentro se llegó a un principio de acuerdo sobre el contenido de lo que puede ser el convenio marco de las obras del proyecto de modernización de los canales. En él se acuerda que Tragsa realizará toda la obra, si bien la Junta decidirá en que fase de los trabajos destinará su inversión -6 millones-, el 20% del coste del total de la obra. "A nosotros nos da igual en que parte del trazado destine el dinero, lo importante es que lo hace Tragsa y esa es una garantía", añadió Blanco.

Las dos comunidades de agricultores celebrarán próximamente una asamblea donde los socios darán el visto bueno a este acuerdo para incluirlo definitivamente en el convenio.

Tanto en San Pablo como en Tesorillo, Tragsa realiza desde marzo trabajos técnicos de preparación del suelo con catas efectuadas por geólogos y arqueólogos en varios puntos del trazado.

Blanco especificó que este personal técnico, subcontratado y coordinado por la empresa está realizando estos trabajos a una profundidad de tres metros con el fin de analizar la composición del suelo tanto en la zona de la balsa de aguas como en varios puntos por los que irán las tuberías de abastecimiento.

Como se recordará, la inversión prevista para remozar los canales de riego -con más de 120 años de antigüedad- asciende a 30 millones de euros, de los que 21 serán aportados por el Gobierno central con cargo a fondos Feder de la Unión Europea; otros 6 por la Junta de Andalucía y los 3 restantes por ambas comunidades de regantes. El dinero de los regantes será adelantado por el Gobierno central y devuelto en un plazo de 50 años, de los que 25 serán de carencia total. El proyecto prevé la generación de unos 160.000 jornales de trabajo y, para que pueda tener financiación de la Unión Europea, debe estar terminado antes del final de 2015.

El proyecto prevé la generación de unos 160.000 jornales de trabajo y, para que pueda tener financiación de la Unión Europea, debe estar terminado antes del final de 2015.


NOTICIA EUROPA SUR