;
Google
;

sábado, 12 de abril de 2014

REAL FÁBRICA DE ARTILLERÍA DE JIMENA EN LA NOTICIA "EL MUNDO"

 
Me ha llamado la atención este artículo publicado en EL MUNDO. El motivo no es otro que al estar tan alejados de Jimena, casi que no conocemos su historia, al menos yo, ahora me estoy poniendo un poco más al tanto desde que me agregué al grupo Caminete de Luna y en sus rutas se habla de estos lugares. Aunque ya había oído hablar en Tiojimeno o en el blog de Currini... no es lo mismo que visitar los lugares.
 
 

CAROLINA OUBERNELL
Actualizado: 03/04/2014 08:14 horas
Los alrededores de Jimena de la Frontera, localidad del interior del Campo de Gibraltar, sorprenden a cuantos la visitan. Enclavada entre la Serranía de Ronda y la Bahía de Algeciras, Jimena tiene el privilegio de formar parte del Parque Natural de Los Alcornocales, último y más al sur bosque mediterráneo de Europa. A los pies de su castillo, en las afueras del casco urbano, permanecen los restos de la Real Fábrica de Artillería. Construida por orden de Carlos III para la fabricación de cañones y material militar, estuvo en funcionamiento desde 1778 a 1789. En la actualidad se conservan los restos de las instalaciones, dos presas sobre el curso del río Hozgarganta, un canal y parte de las murallas que rodeaban el recinto. De todos ellos destaca el canal de abastecimiento de agua para la producción de energía motriz. Conocido como El Cao, es una canalización en piedra de más de 650 metros de longitud muy bien conservados. El río Hozgarganta, es un río atractivo por su naturaleza y porque está cargado de historia, especialmente a su paso por Jimena de la Frontera.
Escondido entre los pliegues de la sierra
Jimena de la Frontera guarda en su intrincado urbanismo el legado de su pasado hispanomusulmán. Lleva sobre sus espaldas una historia que se remonta a tres mil años de antigüedad y fue tierra de frontera. Posee un castillo donde los aljibes son las piezas más importantes que aún conserva, calles y plazas de trazado andalusí, casitas blanqueadas por primavera, patios perfumados con flores de vivos colores y pozos donde descansan aguas frescas y limpias. En los alrededores del pueblo, además, entre los pliegues montañosos que traza el Parque Natural de los Alcornocales, Jimena guarda una última sorpresa de la prehistoria. Se trata de del abrigo de Laja Alta, una covacha que guarda pinturas rupestres que atestiguan la presencia humana desde épocas remotas.