;

sábado, 15 de marzo de 2008

RESULTADOS DE LA REUNIÓN CIUDADANA POR LA SEGURIDAD DE TESORILLO




El Jueves, 13 de Marzo de 2008, a petición de algunos vecinos, la ELA de Tesorillo convocó a los comerciantes, arrendatarios y vecinos que desearan asistir, a una reunión en el salón de actos de la Casa de la Cultura.

Hubo una buena asistencia de público buscando respuestas al malestar que viene sufriendo nuestra población desde hace bastante tiempo (robos con amenazas, toda clase de hurtos, peleas y borracheras sin limite por parte de inmigrantes no controlados, golpes con los coches por no respetar el limite de velocidad además de no tener el permiso de conducir ni seguro, coches mal estacionados con total descaro, etc, etc…) ¡ojo! No todos son iguales pero sí un número bastante considerable.

Como era de esperar abrió la sesión nuestra alcaldesa Dña. Ana Belén Jarillo acompañada de las concejalas Dña. Mª del Carmen Domínguez y Dña. Mª José Pro.

La decepción por parte de muchos vecinos fue patente, ya que se esperaba que estuviera allí algún responsable de Seguridad Ciudadana, a pesar de todo la reunión se desarrolló en buen orden y exponiendo cada cual su problema personal de difícil solución si las autoridades competentes no las aportan.

Según nuestra alcaldesa todo lo expuesto en esta reunión será llevado a la junta de Seguridad Ciudadana pero ocurre que la ELA no forma parte de esa junta, es decir, que si le dan voz podrá exponer dicho problema, si estoy equivocada ruego que alguien me lo aclare aquí con nombre y apellidos, no es por nada, pero es más fiable y si es D. ANDRÉS BEFFA, CONCEJAL DE SEGURIDAD CIUDADANA DEL MUNICIPIO DE JIMENA DE LA FRONTERA, al que la Entidad Local Autónoma sigue perteneciendo, le quedaría muy agradecida como tesorillera, así como, creo, que lo estarían muchos más de los tesorilleros que esperamos una respuesta digna.

La LIBERTAD es un derecho de todos, y en TESORILLO por desgracia no la podemos disfrutar, no nos digan que es problema partidista porque eso no tiene lógica, los ciudadanos debemos estar protegidos por igual, y las entidades gubernamentales están obligadas a cumplimentar ese derecho.

Bien sabe Dios que yo no soy xenófoba, pero si la ley de extranjería permite que los inmigrantes sean favorecidos en situaciones que a nosotros, los autóctonos, nos son imputables, pues qué podemos decir… ¡VAYAMONOS A VIVIR AL EXTRANJERO PARA PODERNOS SENTIR EN CASA!
Google
;