;

jueves, 4 de junio de 2009

CORTIJO DEL ACEBUCHAL (Por Francisco Javier Ayala)

Caminando hacia el campo, fui camino al Acebuchal.

Me encontré una piedra, que me dijo: “Fui Iglesia y escuela a la vez”

Me paré y la escuché, más me contó todo lo que pasó en ese lugar.

Me habló de un horno donde los vecinos guardaban turno para hornear su pan.

También, cómo hacían un remanente para tener agua en su hogar.

Me habló de siembras de arroz, de algodón y cómo estaba rodeada de olivos y al fondo estaban las criaderas de cerdos, ovejas y cabras.

Me habló de su feria de caballos, de sus cogidas de cintas y de cómo las mujeres lavaban en el canal, siendo siempre familias unidas.

Me habló, de cómo los chiquillos corrían a casa de: “LOS RAMOS”, para ver por primera vez la televisión.

Me habló de cómo disfrutaba: JOSÉ CANO con sus vacas; también de la TIENDA DE ALONSO y cómo ayudó a tantas familias en tiempos difíciles.

Después de un rato, se quedó muda, más vi una lágrima brotar de sus entrañas.

Siguió con su relato, recordando a tantas familias: BERENGUER, TRES REALES, CALVENTE, LOS PINCOS, BARRAGÁN, DELGADOS, CANDILES, NUÑEZ Y LOS MINISTROS.

Más dijo: “Ni paso por alto y olvidarme no puedo, del chaval que se ahogó en el canal"

Quise marcharme cuando me dijo: “¡Eh poeta! No te marches de este lugar, sin escuchar estas cuatro letras – Dile a mis hijos que estamos ahí, sé que son Tesorilleros, que lo llevan con orgullo y que saben que Málaga es Cádiz y Cádiz Málaga, ¡Qué más da! ¿Por qué tenemos que discutir si son hijos de Casares y de San Martín?”
Francisco Javier Ayala
*******************.......
Rosi: Aprovecho para pedir alguna fotografía de la Iglesia que había en el Acebuchal (la verdad es que no sé si se escribe así) No sé si alguien puede tenerla, pero seria bueno encontrarla.
Google
;