;

lunes, 11 de julio de 2011

Cuando el cuidado es una carga

El 60% de las personas dependientes en los núcleos rurales son atendidas por mujeres de la familia, sin formación · La Federación de Mujeres El Despertar realiza un estudio para concienciar sobre esta realidad.


Un 60% de las personas dependientes en los núcleos rurales de la comarca son atendidas por cuidadoras informales, es decir en su mayoría mujeres de la familia, sin formación. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por la Federación de Asociaciones de Mujeres en el área rural del Campo de Gibraltar, El Despertar y que presenta en estos días en diferentes municipios de la provincia. El colectivo, que tiene su sede en San Martín de Tesorillo, reivindica ayuda para estas cuidadoras cuya práctica en el cuidado de mayores lo han adquirido únicamente con la experiencia.

El trabajo, que se ha elaborado entre 2008 y 2010 en los núcleos de San Pablo, Jimena, Estación de Jimena, La Estación de San Roque y Castellar, ha detectado importantes carencias y necesidades, siendo la formación específica y la necesidad de apoyo psicológico las más importantes. En estas poblaciones han participado asociaciones de mujeres que han realizado el trabajo de campo mediante entrevistas, recibiendo antes una preparación psicológica.

La asociación sostiene que en muchos casos la atención a la persona dependiente es una "carga familiar" puesto que la situación supera las posibilidades y capacidades de la familia o de una única persona, normalmente la mujer, impidiéndole realizar una vida completa: acceso al trabajo, vida cultural, descanso o vida social. Esta es una realidad muy extendida en el ámbito rural, en la que la precariedad de recursos incrementa las dificultades, según el estudio.

El perfil de estas cuidadoras es mujer, en la mayoría hija, de entre 46 y 65 años. Suele cuidar a la familia y en ocasiones atiende a más de una persona.

La Federación organizó diversos grupos de trabajo, quienes realizaban las entrevistas y la propuestas, con ayuda de una socióloga. En primer lugar se trazó el perfil de la persona con dependencia. Se trata de personas con una edad media de 76 años. Una vez se supera esta edad se dispara el número de mujeres en situación de dependencia. Su estado civil normalmente viudos, más en el caso de las mujeres que en los hombres. En cuanto a los solteros, predomina más el soltero dependiente.

También se observa que un gran número de personas con dependencia cuentan con enfermedades mentales, siendo el alzheimer la que más predomina cuando superan los 75 años.

La vicepresidenta de la Federación Catalina García, sostiene que en las zonas rurales existe otro tipo de necesidades, por ello entre los objetivos del trabajo se encuentra fomentar la conciencia social sobre la realidad de las personas dependientes y cuidadoras de su entorno, así como dinamizar a las distintas asociaciones de mujeres a través de la participación.

Catalina García explica que las entrevistas han sido reveladoras a la hora de conocer la realidad social de estas mujeres. "Todas ellas apuntaban a los centros de día para compartir la carga familiar y disponer de tiempo para ellas", añade. Tras extraer las conclusiones, la Federación propone actuar para cambiar la situación. "El objetivo final del estudio es que se convierta en una herramienta que ayude a transformar colectivamente la realidad de las personas cuidadoras, en su mayoría mujeres, de personas dependientes de nuestros territorios rurales", apunta García, quien asegura que las distintas administraciones disponen ya del estudio.

La Federación ha propuesto talleres dirigidos a cuidadoras dependientes y a personas mayores en situación de vulnerabilidad. Para las mujeres, la ONG ya ha dispuesto a tres psicólogas de apoyo. Además, ya se han iniciado tres talleres en la Estación de Jimena, en el que además del apoyo psicológico se imparte costura y otros recursos.

En cuanto a las personas dependientes, el colectivo fomenta la creación de talleres sobre la información y prevención de enfermedades, promoción de la autonomía y el autocuidado y la salud psicológica y social. En los diferentes colectivos participan un gran número de voluntarias.





Google
;