;

domingo, 4 de enero de 2015

Juan Gómez Quirós nació en Algeciras (Cádiz), pero para él su pueblo es San Martín del Tesorillo y vive en el Pais Vasco)

Juan Gómez dice «Hondarribia es el mejor pueblo del mundo para vivir y para disfrutar» aunque se considera de SAN MARTÍN DEL TESORILLO.
 
Juan Gómez es un profesional
que sabe muy bien lo que es vender un producto
El director general del establecimiento de decoración 'Doble A' es un andaluz ganado para Euskadi en general y para Hondarribia en particular. Lleva entre nosotros desde 1987 y ha ganado muchos amigos.
.
Tiene medio siglo de vida y está en la comarca desde 1987. Juan Gómez Quirós nació en Algeciras (Cádiz), pero para él su pueblo es San Martín del Tesorillo. Divorciado, está unido sentimentalmente a Belén. Es el aitatxo de Alaitz y Ane. Las iniciales de sus nombres los ha trasladado a su establecimiento de decoración ‘Doble A’, en el barrio hondarribiarra de Amute. Vive en una preciosa casa de Saindua y acaba de ser aitona, con Tiago, ese niño que han traído a este mundo Alaitz y Felipe. Estudió hasta bachiller y continuó con su formación en Pamplona, desde donde dió el salto al Bidasoa. Ha sido jefe de...
 

ventas en dos multinacionales:Hunter Douglas y Bandalux, siempre viviendo entre cortinas. Le gusta jugar al golf, pasear con su novia y estar con sus hijas y nieto. Tiene unos bonitos ojos verdes que se transforman en azules, según el tiempo. Trabajador nato, tiene una facilidad y una predisposición excelentes para vender. Es un auténtico comercial que trata de maravilla a su clientela. Buen conversador, es muy dicharachero y no pierde su acento andaluz. Lo que más le gusta ser es una buena persona. La entrevista se desarrolla junto a un ‘Möet Chandon’ y a un generoso plato de jamón del bueno. Juan da para un libro.
–Tienes nombre de jugador de fútbol...
–Sí, Juan Gómez ‘Juanito’. El nombre me lo puso mi madre (Josefa), lo mismo que hizo con mis hermanos: Fernando, Bartolomé, Dionisio (+), Fidel y Miguel Ángel (+). Todos chicos.
–¿Jugabas bien a fútbol?
–Era un delantero muy artista y metía muchos goles, pero era un poco vago. Vamos, que no ayudaba a mis compañeros, ni a los centrocampistas ni a los defensas.
–Háblame de tu infancia.
–Fue muy rica en todos los sentidos. Hacía de todo, estudiaba, era monaguillo, ayudaba a mi tío Pepe en el bar, los fines de semana iba como peón de albañil con mi padre (Fernando), que solía decirme que el dinero no se ganaba doblando la espalda sino con la cabeza.
–¿Cómo es que aterrizas por Hondarribia?
–Estaba estudiando en Pamplona cuando conocí a mi ex-mujer, que era de aquí. Me enamoré perdidamente de ella y le seguí hasta Hondarribia.
–Da la impresión de que eres una persona muy sociable. ¿Me equivoco?
–Soy tremendamente sociable y espléndido de corazón, que es lo que me enseñó mi madre. Soy muy extrovertido y no porque sea andaluz, porque ya te aseguro que hay mucho andaluz soso y poco sociable. El humor son los genes y la vida. Allí lo primero es vivir, aquí lo primero es el trabajo.
–Se me antoja que eres un ejemplo de integración en nuestro ambiente.
–Yo lo que te digo es que aquí hay un gran nivel de vida, aunque con muchos días oscuros. Además...
–¿Sí?
–Pues que Hondarribia es la mejor ciudad del mundo para vivir y para disfrutar. Tenemos de todo: aeropuerto, puerto deportivo y pesquero, golf, tranquilidad, mar y monte. El mar me proporciona alegría y el monte me hace pensar. ¿Se puede pedir más?
–Cada día que pasa tienes más acento andaluz ¿Cómo se come eso?
–Sí, porque lo exagero para no perderlo.
–De euskera, qué tal andamos.
–Sé lo básico para ser cortés y educado. Estuve yendo una temporada al euskaltegi de Hondarribia, pero lo dejé. Además, para integrarse y aprender de la cultura vasca, es bueno saber euskera, como lo saben mis dos hijas.
–¿Es verdad que llamas ‘pisha’ hasta al alcalde?
–Yo le llamo ‘pisha’ y ‘mariquita’ a todo el mundo. Tengo un amigo que es un tiarrón de 1,90 que cuando no le llamo así se mosquea.
–¿Qué tal se te da el golf?
–Soy un tocador de bolas de golf, pero no soy bueno. Un día te mando un ‘drive’ a 250 metros; y al día siguiente fallo un ‘putt’ a diez centímetros. Comparto esta pasión con Norberto y Ramón Emazabel. Ramón tiene un hijo (Mikel) que va para figura. Ya lo verás.
–Bueno, ¿qué tal marcha ‘Doble A’.
–Va bien por una razón: porque no he cambiado mi filosofía, esa que apuesta por dar servicio, calidad y atención propia en post-venta. Bueno, ahora también he abierto ‘Saly’, que es el nombre del pueblo en el que veraneaba en Senegal. También se dedica a la limpieza y a las reformas.
–¿Y a qué se dedica ‘Doble’ A?
–A la decoración en general y también a obras y mejoras. Abrí el negocio en 1999 y empecé con dos maletas en un garaje, el 53-A de Urdanibia. Tenía línea telefónica, fax, ordenador y una secretaria que estaba aprendiendo. Dejé la multinacional por una apuesta vital.
–¿Cuál?
–Porque cuando ya cumples los cuarenta y tienes un buen sueldo, te acaban echando y ponen a cuatro chavales que, entre todos, cobran lo que tú ganas. Me dije ‘ahora o nunca’ y fue ‘ahora’.
–¿El tema de la ‘burbuja’ (construcción) os ha afectado mucho?
–Sí y no. Sí, porque trabajaba mucho con los muebles de oficina; y no, porque he seguido captando clientes a través de los medios de comunicación haciendo publicidad. Además yo hago mis propios anuncios y no sabes qué bien salen.
–Tienes dotes de buen vendedor, ¿no?
–Yo soy un buen pensador en materia de marketing que trabaja para hacer atractivos tu marca y tu producto.
–Díme algo de tus cortinas...
–Pues que son la ‘estrella’ de la casa. No hay cortinas imposibles. Muchas veces las he inventado. Y me gusta tratar bien al cliente. Vamos, como me gustaría que me tratasen a mí.
–Hablando de clientes, los tienes de todos los ‘colores’, ¿no es así?
–Sobre todo, guipuzcoanos, navarros y de Iparralde. También de Madrid, Barcelona, Sotogrande o Canarias.
–Me cuentan que has dejado de fumar.
–Sí, porque ha nacido mi nieto y porque es el mejor regalo que le puedo hacer a mi novia para que mi vida se alargue, porque el tabaco mata.
NOTICIA: EL DIARIO VASCO
 
 
.
 
Google
;