;

lunes, 28 de marzo de 2011

San Martín del Tesorillo y Guadiaro, dos aspiraciones históricas de independencia

San Martín del Tesorillo (Fotografía de José Ramón)

...

Jarillo espera que la resolución de la Junta sobre la segregación sea favorable en pocos meses.

San Martín del Tesorillo en Jimena y el Valle del Guadiaro en San Roque, representan la reivindicación y la lucha por la segregación en la comarca. Tesorillo puede ser el primer municipio que consiga la independencia si así lo estima en unos meses la Consejería de Gobernación. La resolución se presentó el pasado mes de julio y la Junta deberá resolverla en 18 meses. La alcaldesa, Belén Jarillo (PP), confía en que sea favorable, tras los informes positivos de la Diputación.


El núcleo que cuenta con 2.900 habitantes censados es una Entidad Local Autónoma (ELA) desde 1999. Prácticamente desde entonces la confrontación y las discrepancias han sido la nota predominante entre la ELA y el Ayuntamiento matriz o lo que es lo mismo, PSOE-PP.


El alcalde de Jimena, Pascual Collado (PSOE), destaca en su memoria de gestión de los últimos cuatro años, que "a pesar de las continuas muestras de deslealtad de la presidenta de la ELA hacia el Ayuntamiento matriz, se han cumplido escrupulosamente con las aportaciones económicas para su mantenimiento económico, impulsando planes desde la Diputación y la Mancomunidad para mejorar sus infraestructuras".


Estas palabras contrastan con las de Belén Jarillo, quien asegura que lo único que ha hecho es exigir lo que le corresponde a Tesorillo. "No tengo malas relaciones, he hecho lo que me corresponde, la verdad sólo tiene un camino y duele", indica Jarillo.


La alcaldesa recuerda que existen dos sentencias, una de ellas en firme, que exige al Ayuntamiento matriz abonar una deuda de 500.000 euros a Tesorillo por el periodo 2000 a 2007. "Nos deben más. Lo que no podemos permitir es que el Ayuntamiento se quede con el dinero que le corresponde a nuestro pueblo. No es una actitud dictatorial", argumenta la alcaldesa, quien reitera que no "existe predisposición de cedernos competencias ni siquiera para que cuando seamos autónomos el impacto no sea tan brutal".


Con respecto a San Pablo, considera que es una forma de hacer campaña electoral. "Se propuso en 2002 y ahora surge de nuevo por las elecciones", opina. Andrés Beffa en San Pablo considera que el diálogo es la mejor herramienta para conseguir competencias. "A la gente le interesa que haya calidad de vida y eso se consigue con la cooperación y la colaboración. Jarillo continúa con el enfrentamiento puro y duro porque es rentable", piensa.


El Valle del Guadiaro ha reivindicado durante años la segregación. Sin embargo, esta lucha que surge de una plataforma ciudadana, se dio al traste cuando los tribunales no aceptaron la propuesta de autonomía, tras años de espera.

Esta zona de San Roque compuesta por los núcleos de Torreguadiaro, Guadiaro, Pueblo Nuevo, San Enrique y Sotogrande cuenta con 10.000 habitantes, 1.500 menos que el casco y tiene una distancia de 15 kilómetros. De esta plataforma vecinal en 1994 surge el Partido Independiente del Valle del Guadiaro (PIVG), con representación municipal. Sus propuestas de ELA tampoco han contado con el apoyo suficiente del pleno sanroqueño. "Estamos pendientes de las elecciones para poder contar con mayoría y presentar de nuevo el expediente", señala el portavoz del PIVG, Jesús Mayoral.


El concejal destaca que en San Roque, el discurso del PSOE es que los distritos de la Bahía e Interior están en la misma situación. "No es así, nuestras reivindicaciones son justas por la distancias. Además con el nuevo PGOU, Estación-Taraguilla estarán unidas a San Roque al igual que Puente Mayorga y Campamento", opina el alcaldable de esa formación independiente, quien destaca que mientras cambia la situación política, la apuesta sigue siendo la descentralización administrativa, de la que poco a poco se van dando pasos reales.






...
Google
;