;

viernes, 22 de agosto de 2014

VIRGENCITA DEJAME COMO ESTOY (De la serie "El Cortijillo" Por Francisco Quirós "Pacurro")


 

Artículo XI de la serie "El Cortijillo"
VIRGENCITA DEJAME COMO ESTOY
.
         Quién de nosotros no habrá oído alguna vez, eso que buenos  son los naturales de países como Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca y otros del norte y centro de Europa, que bien se vive en esos lugares.

         Allí amarran perros con longanizas, son cultos, tienen la mejor sanidad, las mejores universidades, cumplen con sus obligaciones fiscales, cualquiera es bueno para denunciar a otro cualquiera que no cumpla con el fisco, lazos de sangre aparte.


         A diferencias de ellos, nosotros descuidamos  la educación y la cultura, somos ruidosos, hacemos gala de la picaresca latina, o séase, que si tenemos la ocasión defraudamos a Hacienda, no cuidamos el medio ambiente, para nada nos duele  lo público, en resumen un auténtico desastre.

¿Tenemos algo bueno los españoles? Miren ustedes por dónde. Somos el primer país del mundo en donantes de órganos, en consecuencia regalamos más vidas que nadie para aquellos que no  podrían disfrutarla sin un trasplante. Somos el segundo país  de Europa en reciclar después de Alemania. El segundo o tercero a lo sumo del mundo en solidarios con las grandes catástrofes o los grandes males del llamado tercer mundo. Para nada somos vagos, nadie nos regala nada a la hora de defender un salario muchas veces injusto.

Por supuesto que me gustaría que nuestras universidades fuesen mejores, que no hubiese tanto fracaso escolar, que fuésemos un poquito más cuidadoso con el entorno .Dicho esto  pregunto ¿les gustaría que a las cuatro de la tarde anocheciese, que a las siete se cenase, a las nueve a la cama y a las cinco en pie para trabajar?, que el disfrute de  todo un año  se redujera a quince días en un hotel de la Costa del Sol o Ibiza.

¿Es esa la filosofía de vida que queremos? ¿Renunciaríamos, a la cervecita, a la feria, carnavales, reuniones con amigos, celebraciones familiares?, y para que seguir, si de los 365 días casi  la mitad son de celebraciones.

Dice el proverbio popular que en este mundo estamos de paso, que la vida se pasa en un sorbo, ¿son los fineses, noruegos, suecos, daneses, más felices que nosotros?

Contestaré  por mí  mismo, para ello  utilizaré  esa frase popular que viene a decir “Virgencita déjame como estoy”.

 

Pacurro.-

.
SI DESEAS VER TODA LA SERIE "EL CORTIJILLO" PINCHAR AQUÍ
 
 
.
Google
;