;
Google
;

domingo, 7 de diciembre de 2014

Francisco Javier Soriano, vecino de San Martín del Tesorillo, denuncia que el Hospital carece de un especialista del sistema digestivo.

Una vecina de San Martín del Tesorillo que ingresa en La Línea a través del servicio de urgencias es dada de alta después de cuatro días de espera para realizarse una laparoscopia.

             

Vista exterior del servicio de urgencias del Hospital de La Línea,
donde ingresó Josefa Cano
Francisco Javier Soriano, vecino de San Martín del Tesorillo, denunció ayer que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha sometido a su esposa, Josefa Cano González, a una laparoscopia que le había sido recomendada tras ingresar en urgencias en el Hospital de La Línea, donde permaneció hasta cuatro días ingresada, porque el centro carece en estos momentos de gastroenterólogo [especialista en el sistema digestivo]. El SAS aduce que la prueba no se llevó a efecto "porque....
.
no era urgente" y el afectado se pregunra "por qué entonces la enferma estuvo cuatro días ingresada".

Soriano, visiblemente molesto, explica que su esposa ingresó en el Hospital del SAS a través de urgencias "porque tenía anemia y después de pasar una noche en urgencias, la subieron a planta porque el nefrólogo le advirtió que le iban a hacer una colonoscopia porque algo le estaba provocando pérdidas de sangre".

"Pasado el primer día empezamos a preguntar por qué no le hacían la prueba y la respuesta que nos dan es que no hay médico del aparato digestivo porque a uno se le acabó el contrato y no se lo han renovado y el otro no sé qué problemática que hay y es algo que me parece indignante", agrega Soriano.

En la mañana de ayer y después de permanecer cuatro días en planta, los médicos determinaron dar de alta a Josefa Cano "en principio hasta la semana que viene, que por lo visto está previsto que haya un médico".

Una vez conocida la versión del denunciante, este periódico se puso en contacto con el SAS para conocer la explicación a lo sucedido. La respuesta, a través de su gabinente de prensa, es que "la laparoscopia no es urgente por lo que irá la semana próxima a hacérsela de manera ambulatoria".

La nota, que en momento alguno desmentía que no hubiese especialista, añadía: "La suspensión de la prueba se ha debido a la reorganización en el servicio".

Francisco Javier Soriano mostró, posteriormente, su sorpresa por este hecho: "Si no era urgente, me pregunto ¿para qué la tienen cuatro días ingresada?".

"Yo pregunté y la respuesta que me dieron es que no hay especialista del aparato digestivo y si a eso se llama reorganización...", concluyó el denunciante.
.
.