;

domingo, 22 de junio de 2008

LOS KAMELLOS ANDAN SUELTOS‏ (Carta de Heliodoro Rodriguez de la Borbolla)

Estimada señora; no tengo el gusto de conocerle personalmente, pero si por la simpatía que le tengo a su pueblo sigo de cerca su blogs por cuya labor informativa le trasmito mi felicitación mas sincera.
Vivo muy cerca de Tesorillo, en el campo, tuve el acierto de comprarme una casa en la zona de Pacheco donde disfruto día a día con mis caballos y mis perros, una verdadera delicia.
Bueno, el origen de mi carta no es mas que el descontento que tengo sobre su pueblo donde me consta que existe un trapicheo encarnecido en la venta de estupefacientes por parte de algunos individuos que irónicamente se pasean a diario por el pueblo, sin dar golpe, por supuesto, eso si, manejan buenos coches y, que su único fin es jugar con la vida de las personas inocentes; creo que ya va siendo hora para que su pueblo reaccione ante la pasividad de las fuerzas de seguridad, que los colectivos dedicados a la prevención y rehabilitación de los que ya cayeron, inicien campañas de concienciación y, sin ningún reparo sin miedo alguno digan en voz alta a quienes hay que despreciar en su pueblo. A esos camellos y cómplices parejas, que se buscan la vida de esta mala manera, en fin para todos los que se lucran a costa de los indefensos decirle: ¡BASTA YA!
Gracias por su colaboración, reciba mi afecto.
Google
;