;

lunes, 15 de octubre de 2007

El Tesorillo sale líder del derbi en Los Pastores

ALGECIRAS. El Tesorillo impuso la ley del más fuerte. El conjunto que comanda Diego Pérez Yiyi doblegó ayer a la UD Pastores en un derbi campogibraltareño que sólo tuvo un color, el naranja de la camisola tesorillera. Los tres puntos volaron del campo de La Unión para San Martín y esta temporada parece que sí puede ser la del salto de calidad del Tesorillo.

El Pastores de Manolo Pérez Jiménez tuvo que claudicar ante la solidez de un rival que explota las gotas de calidad de una plantilla de muchos quilates. El Tesorillo arrancó el encuentro con Marcelino, Rosas, Ángel Pirri, Chico Segundo y Berlanga en el banquillo, cinco hombres que podrían tener sitio perfectamente en Tercera división. Sólo es un ejemplo del plantel tesorillero. No obstante, el arte de Yiyi es hacer funcionar a esos futbolistas de renombre como un equipo. Y parece que el entrenador algecireño está dando con la tecla.

Eso sí, el Pastores jugó sus armas. Los algecireños cuajaron un partido aseado a pesar del 0-2. Los de Pérez Jiménez, debutantes en la categoría, tienen mimbres y experiencia para mantenerse, pero ayer echaron en falta chispa arriba, algo que al Tesorillo le sobra por los cuatro costados.

La primera mitad tuvo muy poco aprovechable. Únicamente el bonito tanto que consiguió Kike, avispado tras una buena jugada para adelantar a los visitantes en el minuto 16. El Pastores intentó llevar las riendas, pero fue casi imposible salir del espeso centrocampismo.

La segunda mitad fue otro cantar porque el Tesorillo salió descaradamente a por el partido. Javi Chico se hizo notar en la medular y la sociedad Lata-Sotelo se puso manos a la obra. Sotelo es el gran estilete del conjunto tesorillero, pero el trabajo sucio de Lata es encomiable. El primero avisó nada más reanudarse el choque. Luego Javi Torres casi marca de cabeza tras una falta y el Pastores replicó con un disparo lejano de Juanito. Se mascaba el gol y llegó tras una acción muy bien trenzada en la que Sotelo no perdonó ante Fermín en el minuto 54. Los de Yiyi liquidaron el derbi ahí, aunque pudieron marcar alguno más, y se dedicaron a salvaguardar su ventaja.

La calidad decidió un derbi de guante blanco en el que el alumno Yiyi le ganó el pulso a Pérez Jiménez.
Google
;