;

viernes, 27 de febrero de 2009

LA SIERRA SE PONE EN PIE DE GUERRA ANTE LA PÉRDIDA DE EMPLEOS (Martín Blanco)

El alcalde de Ubrique y su gobierno se encierran en la oficina del paro · En Arcos, 200 personas capitaneadas por el SOC toman dos bancos · IU reúne a 150 personas en Villamartín Elisa ArmarioDos centenares de personas protagonizaron el encierro en dos bancos de Arcos organizado por el SOC.Vecinos y responsables políticos de la Sierra de Cádiz se pusieron ayer en pie de guerra en distintas localidades contra las dentelladas que la crisis económica está dejando en la zona y que se traducen en las abultadas cifras de paro.
Arcos, Ubrique y Villamartín vivieron una movida mañana cargada de protestas, reivindicaciones y ocupaciones en entidades públicas y financieras.
En Ubrique, el alcalde Javier Cabezas (PA) y el resto de ediles del gobierno municipal ocuparon las instalaciones del Servicio Andaluz de Empleo para alertar sobre la grave crisis que atraviesa el sector de la marroquinería, que ha dejado ya en la cuneta a 1.800 parados.
Por su parte, unas 200 personas abanderadas por el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) y Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), con el respaldo del alcalde de Espera, Pedro Romero (IU), se encerraron en dos entidades bancarias de la calle Corredera, en Arcos, para culpabilizar al sector de los estragos de la actual situación. Un dispositivo de seguridad formado por agentes de la Guardia Civil tuvo que personarse en la zona y al filo de las tres y media de la tarde, logró que los manifestantes desistieran de seguir en el encierro, abandonando las instalaciones.
Por último, cargos públicos provinciales y serranos de Izquierda Unida (IU) se concentraban a media mañana también en la plaza del Ayuntamiento de Villamartín para mostrar su repulsa por la inactividad y pérdida de empleos. Acudieron unas 150 personas.
El alcalde de Ubrique, Javier Cabezas (PA), con su equipo de gobierno a la espalda, protagonizó durante toda la mañana una ocupación de las oficinas locales del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) para pedir medidas urgentes que frenen las sangrantes cifras de parados del sector de la marroquinería en la localidad.
El regidor andalucista, acompañado de la plana de concejales del gobierno formado por el PA y el PP, alertó del duro revés que padece la industria local de la piel, que ha dejado ya alrededor de 1.800 desempleados en el pueblo de Ubrique, según concretó.
La Delegación Provincial de Empleo emplazó al filo de las dos de la tarde al alcalde a un encuentro la próxima semana. Javier Cabezas pidió públicamente al delegado provincial de Empleo, Juan Bouza, la convocatoria de la Mesa tripartita de la marroquinería, que no se reúne desde hace dos años y en la que están representados empresarios, administración y sindicatos.
Javier Cabezas reconoció las líneas de ayudas que están abiertas para favorecer la actividad de las empresas. "Es una solución. Pero hay mucha gente que está pasando directamente hambre", añadió. El máximo representante de la institución aseguró no poder dar datos concretos porque se "está perdiendo trabajo en las empresas reguladas y en las que están en la economía sumergida".
En Arcos, alrededor de 200 personas tomaron por la mañana las dependencias de dos entidades bancarias, lo que afectó al normal desarrollo de la actividad. Esta protesta estuvo capitaneada por los sindicatos SOC y SAT y encabezada por el alcalde de Espera, Pedro Romero (IU) y el líder sindical Diego Cañamero, entre otros.
Los manifestantes ocuparon las sucursales del Banco de Santander y Cajasur para señalar al sector financiero como el máximo culpables de la parálisis de actividad económica."Contra el paro, lucha obrera" fue uno de los gritos que se escucharon en esta protesta, en la que intervino la Guardia Civil para convencer a los encerrados a que accedieran a finalizar el encierro.
Y en Villamartín se concentraron cargos políticos de IU en la plaza del Ayuntamiento. Unas 150 personas se movilizaron para reivindicar políticas sociales a favor de los trabajadores y las pequeñas y medianas empresas de la comarca.
*****************

Por su interés en el mundo laboral, he insertado una información aparecida en Europa Sur.

En nada se parece lo que ocurre en los pueblos blancos de la sierra de Cádiz, con lo que pretende vender la Delegada Provincial de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía.

Y digo más, donde se esconden los sindicatos UGT y CCOO, "Pepiño Blanco" ¿los tiene maniatados? vaya usted a saber.

Martín Blanco
Google
;