;

miércoles, 6 de octubre de 2010

CARTA ENVÍADA DEL JOSÉ SÁNCHEZ, PRESIDENTE DE LA COMUNIDAD DE REGANTES DE TESORILLO

Estimado Sr. Blanco;

Recientemente he tenido casual conocimiento, - y no porque me lo hayan hecho saber de manera directa -, del correo enviado por su persona en fecha 22 de septiembre de 2010 en la que se solicita el pago de la quinta aportación del año 2010 a los comuneros.

Fruto de dicho mail, he decidido ponerme en contacto con usted por ser quien realiza, aunque de manera sibilina y manifiestamente dirigida, todas las comunicaciones de nuestra comunidad con la sola intención de hacerle sabedor de lo que, como actual Presidente de la comunidad, pienso a este respecto.

En primer lugar quisiera comunicarle que me encuentro sorprendido, - y no de manera grata-, de cuantos gastos se relatan en la hoja de excel que usted adjunta a su mail. Ninguno de estos gastos cuenta con mi preceptivo conocimiento ni autorización.

Ustedes están manejando la comunidad como si fuera su empresa particular. Toman decisiones a sabiendas de no cumplir con los requisitos legales para el ejercicio de las mismas e incurren en gastos extraordinarios sin contar, ya no con el beneplácito, sino ni siquiera con la simple información previa al resto de los comuneros.

Estas erróneas e ilegales decisiones son la causa de la precaria situación de tesorería que la comunidad actualmente padece. Existe una clara crisis económica en nuestra comunidad que ustedes, sin considerar las circunstancias personales de cada uno de los comuneros ni la actual crisis económica que “azota” nuestro país, pretenden solventar con una nueva aportación (la quinta en una año considerado por todos como bueno)

¿Debería recordarle, Sr. Blanco, que fueron ustedes los que prometían austeridad y reducción de aportaciones en la última Junta General celebrada como uno de los principios de su formación?

Lamentablemente lo único que podemos entrever de su gestión es una obcecada rebelión a la figura de su Presidente unida a una desordenada, desconcertante y económicamente nefasta toma de decisiones.

Créame Sr. Blanco si le digo que en cualquier empresa de mediana seriedad de este país, ustedes estarían muy cercanos a la puerta de salida.

Esto no puede continuar, Sr. Blanco. Como presidente les exijo que no realicen más gastos sin que los mismos estén autorizados debidamente por mi persona, ya que serán ustedes los directos responsables del expolio al que están sometiendo a nuestra comunidad.

Les hago, ya por último, un llamamiento a la coherencia.

La comunidad debe servir al comunero y mirar por sus intereses. No se puede mermar el bolsillo de sus miembros como consecuencia de unas decisiones económicas injustificadas y erróneamente tomadas.

Su actitud, y la de aquellos a los que usted con sus comunicados representa, lejos de aunar posturas, desunen. La comunidad no puede servir como trampolín político ni como refugio económico para una determinada familia.

Le informo, como usted podrá comprobar, que he hecho participe de éste mail a parte de los comuneros (aquellos de los que conocía sus correos electrónicos) por considerar primordial el derecho que les asiste a saber lo que su Presidente piensa al respecto

Sin más, se despide,

José Sánchez

Presidente.
..
Google
;