;

lunes, 12 de abril de 2010

La plantilla de Clece protesta por el despido de una trabajadora social y UGT anuncia "huelga salvaje" en el servicio de ayuda a domicilio


NOTA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO DE JIMENA
...
Esta tarde ha tenido lugar en la plaza Miguel de Cervantes de San Pablo de Buceite un acto de protesta de las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio de la Ley de Dependencia del término municipal de Jimena, en el que también han participado otras profesionales de Castellar, además del alcalde de Jimena, Pascual Collado y el secretario comarcal de la Federación de Servicios Públicos del sindicato UGT (FSP-UGT), amén del presidente de la Junta de Distrito de San Pablo, Andrés Beffa, usuarios del servicio de ayuda a domicilio y vecinos a título particular.
En total, medio centenar de personas se han concentrado en dicha plaza para protestar por el despido de una de las trabajadoras, Eva Andrades, por parte de la empresa concesionaria del servicio en toda la provincia de Cádiz, la firma Clece.
El despido, que las auxiliares de ayuda a domicilio consideran ilegal al haberse realizado mientras la trabajadora permanecía de baja médica, ha sido la gota que ha colmado el vaso de un colectivo que no ha parado de denunciar un empeoramiento de sus condiciones laborales desde que Clece se hiciera, en enero pasado, con la concesión del servicio.
En las últimas semanas, dichas trabajadoras habían denunciado también incumplimientos en el abono de las nóminas así como la obligación de cumplir con normas impuestas por la empresa que, a su juicio, está poniendo en riesgo la calidad del servicio que se presta a los usuarios que se benefician de la Ley de Dependencia.El alcalde de Jimena, Pascual Collado, ha anunciado que desde la Diputación de Cádiz ya se está trabajando para rescindir el contrato con la empresa concesionaria, algo que podría suceder el próximo mes de julio "pero que si fuera en mayo o en junio, mejor", indicó.
Collado anunció que el Ayuntamiento intentará integrar a la trabajadora despedida en la plantilla de auxiliares de ayuda a domicilio que prestan servicios municipales diferentes a los de la Ley de Dependencia.
Por su parte, el secretario comarcal de FSP-UGT, Manuel Andrades, quiso mostrar el apoyo "sindical y judicial" a la plantilla subrogada por Clece y criticó !a este tipo de empresas que vienen a ganar dinero sin importarles ni los usuarios a los que se presta servicio ni los propios trabajadores de la plantilla".
Andrades calificó de "pirata" a la firma concesionaria y anunció la próxima convocatoria de una huelga en la empresa tanto en Jimena como en Tarifa, localidad donde también se han denunciado casos similares. "Esperamos que esta sea una huelga salvaje por lo que pedimos la comprensión de los usuarios del servicio de ayuda a domicilio y sus familiares pero no se pueden consentir estas situaciones", manifestó.
Manifiesto
Por su parte, una portavoz de la plantilla de auxiliares de ayuda a domicilio de Clece en Jimena, compuesta por 27 profesionales, leyó un manifiesto de apoyo a la compañera despedida en el que también criticó las estrictas normas impuestas por la concesionaria "que está empeorando la calidad del servicio puesto que entendemos que nos exigen un trato menos humanos hacia los usuarios".
"Clece no se ha preocupado de la problemática de nuestros mayores; ni siquiera se han dignado en conocerlos, cuando nuestras trabajadoras sociales conocen cada uno de los casos personalmente y siempre se han ocupado de su bienestar", reza el manifiesto.

...

MANIFIESTO:

Manifiesto leído en la concentración de protesta por el despido de una trabajadora de la empresa CLECE
Hola, buenas tardes.
En primer lugar, queremos agradecer a todos los que estáis aquí hoy para apoyarnos. También le agradecemos al Sr. Alcalde, Pascual Collado, su esfuerzo e interés por nuestros problemas y a la UGT su colaboración y asesoramiento. Pedimos que no se nos olvide y nos sigan apoyando.
El motivo de esta concentración es el despido injusto a nuestro parecer de nuestras compañeras de aquí y Tarifa.
Además, pedimos que nuestros mayores sigan teniendo los mismos derechos que tenían antes ya que ellos también están sufriendo las consecuencias de la normativa que nos impone la empresa CLECE. Nosotras intentamos en la medida de lo posible que no les afecte pero al incumplir las normas podemos ser sancionadas e incluso despedidas. Todo esto hace que nuestros mayores no reciban los cuidados necesarios que antes tenían. Por ejemplo: hacerle la compra diaria, llevarlos en nuestros vehículos particulares sin ningún tipo de compensación a distintas gestiones, visitas médicas, etc.
Según CLECE no podemos tener las llaves de las viviendas de nuestros usuarios, siendo imprescindible para nuestro trabajo y estando de acuerdo el usuario, por encontrarse estas personas viviendo solas y queriendo tener la puerta cerrada hasta nuestra llegada o por estar en cama por enfermedad.
Estos hechos hacen que haya empeorado la calidad del servicio que antes tenían. Entendemos que nos exigen un trato menos humano hacia los usuarios, por lo que queremos que nuestro trabajo se realice como lo estábamos haciendo antes, por el bien de los usuarios y el de las auxiliares.
CLECE no se ha preocupado por la problemática de nuestros mayores. Ni siquiera se han dignado a conocerlos, cuando nuestras trabajadoras sociales conocen cada uno de los casos personalmente y siempre se han ocupado de su bienestar.
Las trabajadoras queremos las mismas condiciones de trabajo que teníamos antes, cobrar el mismo sueldo puntualmente, sin la excusa de "ha sido un error informático". Y aún nos deben dinero de nuestro salario desde que comenzó CLECE en Enero.
Muchas gracias a todos por vuestra colaboración y apoyo. Queremos hacer referencia a la Asociación de Mujeres Chiripi y demás asociaciones que se han implicado y nos han apoyado y a todos en general.
Pedimos que no se nos olvide, para que nuestro trabajo llegue a buen fin por nuestro bien y el de nuestros usuarios.
...
FOTOGRAFÍAS: Pinchar AQUÍ
...
Google
;