;

domingo, 21 de septiembre de 2014

HOY ES EL DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER Y QUIERO SOLIDARIZARME CON TODAS AQUELLAS PERSONAS VÍCTIMAS DEL DEVORADOR DE RECUERDOS


 EL DEVORADOR DE RECUERDOS

Descubrí que el mundo ya no giraba a mi alrededor desde el momento que le vi desaparecer entre las sombras.
Hasta ese mismo instante me consideraba un ser privilegiado, el movimiento del aire se aliaba con el vaivén de mis ropas y el sol acariciaba mi piel con tanta delicadeza que suscitaba la pasión al pasar…
Las noches eran como puro terciopelo y el despertar todo gozo.
La envidia era mi eterna seguidora y el amor… ¿el amor? No me planteé jamás el significado de  esa palabra hasta ese breve instante en el que la capacidad mental se transformaba en un gran vacío y todo aquello que me había rodeado se fue desvaneciendo y transformando en enemigos que me acechaban tratando de anularme como ser, quise rescatar mi nombre y busqué en aquel profundo y oscuro agujero en el que se perdían todos mis recuerdos…
(Rosa Estorach)

 
Así es como yo veo ésta terrible enfermedad, una enfermedad que destruyó a mi padre manteniéndolo ocho años dependiendo de las personas que le queríamos.
Mi padre, con una personalidad capaz de desarrollar mil actividades distintas… cayó en sus garras, atrapándolo como el insecto que cae en la telaraña e igual que la araña... le fue succionando cada uno de sus recuerdos hasta robarle toda su identidad.
El Alzheimer no solo roba la identidad del enfermo, también… la capacidad de movimientos hasta el punto de alcanzar con sus largos tentáculos a todas aquellas personas que le cuidan, les arrebata sus fuerzas físicas y psíquicas, ya que las necesidades del paciente son tan intensas… que crea una dependencia extrema no dándoles tiempo ni para descansar.
Con la ley de la dependencia y los centros de día se ha aliviado, en cierta medida, el agotamiento de los familiares proporcionándoles un mínimo de receso, espero que nuestros gobernantes no olviden el sufrimiento de estas personas y sigan proporcionando éstas ayudas...
.
DEDICADO A MI PADRE:
No se por qué hoy me he levantado pensando en ti. Recordando tus movimientos, tu mirada que lo decía todo, tu nobleza de carácter causándome una profunda admiración; tus historias llenas de franqueza, que se dibujaban en la expresión de unos grisáceos ojos que me acariciaban con su bondad...


Te dejabas llevar guiado por tu buena fe en las personas, no te importaba que te defraudasen, siempre encontrabas una excusa para disculparlas.

Te sentía siempre cerca de mí, transmitiéndome tu pasado, haciéndome depositaria de aquella cruel guerra entre hermanos, en la que sobreviviste gracias a una forzada decisión que te dejaría marcado en el recuerdo… el de ver morir a tus amigos mientras cruzaban el río Ebro a nado, tú elegiste morir en su margen bajo un fuego cruzado, ya que no sabías nadar y quizás fue eso lo que te salvó, puesto que la maldita munición se descargó sin piedad sobre tus compañeros que en su desesperada huida no dudaron en tirarse al río.

Fuiste un emigrante a tierras andaluzas, donde te ganaste el respeto y el cariño, desgranando cada terrón de esa noble tierra entre tus manos, llegando a amarla tanto… que quisiste formar parte de ella.

Triste se me hace recordar… aquel navegar tuyo sin rumbo, aquella mirada vacía, aquella palabra muda, aquel caminar dormido…

Triste se me hace pensar… que una enfermedad llamada Alzheimer, fue, si cabe, más cruel que la misma batalla del Ebro.

Y hoy… te recuerdo en tu partir como viajero hacia ese nuevo mundo. Vi como tus ojos se inundaron de amor, recobrando la luz para despedirte de mí y en aquella despedida que bañó mi rostro de lágrimas… alguien puso una mano en mi hombro y te dedicó unas palabras inolvidables “Hoy se nos va un caballero”


(Rosa Estorach)





.
 
 
 
 
Google
;