;

viernes, 5 de septiembre de 2014

Los regantes critican que la Junta les impida tomar agua del Hozgarganta

La sequía hace que algunos agricultores incumplan la prohibición de la Agencia Andaluza del Agua y pueden ser sancionados.             

Imagen del río Hozgarganta el pasado sábado
.
 .
La Junta Andaluza del Agua impide a los agricultores que tomen agua del río Hozgarganta para el riego de sus fincas. El presidente de la comunidad de regantes de Tesorillo, Martín Blanco, denunció ayer la situación que están viviendo muchos agricultores, que se sienten perseguidos por la Junta de Andalucía que intenta sancionarlos por tomar agua del río.

Blanco aseguró que estos regantes no pertenecen a la comunidad de Tesorillo y han realizado varios cortes a la altura de Montenegral alto porque no han tenido más remedio ante la sequía de este verano.

"Han hecho una pequeña presa con la propia tierra del río, algo que antes lo permitía la Confederación Hidrográfica del Sur", añadió Martín Blanco. A este respecto, añadió que hace años "la Confederación estaba en Málaga y siempre permitía el bombeo de agua de los ríos, una vez las competencias del Campo de Gibraltar pasaron a Cádiz comenzó el calvario para los agricultores"....
 
Así mismo, añadió que la junta central de usuarios del Guadiaro ha solicitado licencias para hacer pequeños pozos en el río y la Agencia se ha negado, por lo que actualmente investigan a estos regantes para multarles.
         .
"Estamos esperando que la responsable de la Agencia Andaluza del Agua, Carmen Robles, nos explique la situación, pero nuestra comunidad no va a dar ningún nombre ni va a acusar a ningún agricultor", apuntó Blanco.
.
Por otra parte, el presidente de los agricultores de Tesorillo denunció la situación en la que se encuentra el río Hozgarganta, uno de los principales afluentes del Guadiaro. "El río está lleno de suciedad, con árboles y ramas caídas que no se preocupan ni de sacarlas. El agua no viene limpia porque no se preocupan de depurar las aguas residuales de Jimena, la Estación de Jimena, San Pablo o Tesorillo. No cumplen con su obligación y persiguen a los agricultores que no tienen más remedio que coger agua sin permiso para que no se sequen las cosechas", concluyó Martín Blanco.
 
 .
.
Google
;