;

jueves, 24 de septiembre de 2009

Madres y padres del Secadero deciden nuevas acciones de protesta contra el catering de línea fría del servicio de comedor escolar

NOTA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO DE CASARES
...
Todos los martes protestarán a la entrada del colegio y desde hoy están cambiando su solicitud de comedor a noviembre.
....
Padres y madres de los escolares solicitantes del servicio de comedor del Colegio Los Almendros del Secadero se volvieron a reunir en la tarde de ayer para preparar nuevas acciones de protesta en contra de la concesión del servicio a un catering de línea fría.
Entre las nuevas acciones los padres acordaron protestar, junto a sus hijos, cada martes de 9.00 a 9.30 h. a las puertas del centro escolar, una protesta que supondrá que los escolares entren media hora tarde a clase, y a la que esperan se unan todos los padres de los alumnos del centro, estén o no en el comedor, para lo cual se está entregando hoy información a los alumnos.
Además, a partir de esta mañana los padres se dirigirán a secretaría del Colegio para cambiar su solicitud de comedor escolar al mes de noviembre. Aunque alrededor de 13 alumnos continúan utilizando con regularidad el servicio de comedor por necesidad de sus padres, que no tienen ningún familiar que pueda atenderlos.
Mientras tanto, los padres continúan manteniendo encuentros con otras Asociaciones de Madres y Padres de alumnos de la provincia y otros centros escolares para realizar una manifestación conjunta ante la delegación de la Consejería de Educación.
En la reunión, celebrada a las 19.30 de ayer, 23 de septiembre, estuvo presente el concejal delegado del Secadero, Juan Luís Villalón, que desde el primer momento está apoyando las peticiones de las familias.
La reprobación de los padres se debe al cambio de la concesión del servicio de comedor a un catering de línea fría, lo que significa que los alimentos que se sirven a los escolares tienen una vida de 21 a 26 día, son enviados a los colegios una vez por semana ya cocinados, envasados y refrigerados, y en el mismo colegio se calientan al baño maría, una fórmula que no ofrece confianza a los padres aunque cumpla las controles exigibles.
Google
;