;

miércoles, 26 de noviembre de 2008

La lonja micológica abrirá cuando haya chantarellas

García explica que esta variedad supone el 97% de las ventas y que, por factores meteorológicos, aún no han salido.
........
La lonja micológica de Jimena abrirá sus puertas cuando se alcance una producción de chantarellas que hagan rentable la operatividad del centro, según informó ayer a este diario la concejal de Medio Ambiente, Noelia García. La fecha prevista, salvo que surjan contratiempos de última, es para esta misma semana coincidiendo con las jornadas micológicas.

García respondió así a las reiteradas críticas vertidas desde Izquierda Unida, formación que ha expresado en varias ocasiones su rechazo a que las instalaciones permanezcan cerradas al considerar que hay una producción suficiente.

La edil explicó que el 97% de las ventas de la lonja se basan en la seta chantarella, de la que se alcanzan picos de venta de hasta una tonelada al día. "En estos momentos, según me han comentado hasta cinco recolectores diferentes, no hay chantarellas en el monte debido a que requiere de lluvias y temperaturas cálidas, cosa que no hemos tenido hasta el momento", destacó.

Para García, abrir ahora cuando apenas se recogen cinco kilos de níscalos o de lengua azul -especies minoritarias- generaría un coste de explotación excesivo para el servicio. "Si se abre y no hay mucho para vender, malo. Si no se abre, peor", sentenció en relación a las críticas políticas.

La concejal manifestó que la etapa de la chantarella se prolonga desde octubre hasta finales de mayo. "Es la especie de Los Alcornocales que tiene una producción más prolongada en el tiempo. Las chantarellas están al salir porque requieren de unas condiciones climáticas muy particulares. Hemos tenido lluvias muy tempranas, pero a las que han acompañado heladas que han retrasado la aparición de chantarellas, no así de otras especies", comentó.

Google
;