;

miércoles, 10 de diciembre de 2008

REFLEXIÓN DEL SOCIO Nº 98 DE LA U.D. TESORILLO


Antes de exponer mis mas sinceros sentimientos, quiero presentarme. Soy el socio noventa y ocho desde hace muchos años y aunque tengo que ser franco; no soy de los que presumen de ir todos los domingos al fútbol, si soy seguidor de la unión deportiva Tesorillo de siempre.

Que quiero decir con esto. Que me duele y mucho ver en la situación en la que se ve envuelto nuestro club. Sin entrenador, ultimo en la clasificación y perdiendo uno y otro partido; este domingo no quería saber el resultado, ya me lo imaginaba.

Desde la época de Domingo Pineda, con Alamino, Manolo o Mateo, el Tesorillo ha sido un club modesto de pueblo, con sus alegrías y sus penas, sus ascensos y descensos. Que esperaba como agua de mayo que llegara el partido del año con el Guadiaro o el torneo de feria para ver a equipos distintos a los habituales.

La vida da muchas vueltas y hoy en día el Tesorillo juega en una categoría de lujo. Impensable hace unos años cuando nos enfrentábamos al España, al Medina Sidonia o al Paterna.

Hemos sido, y digo hemos sido, porque ya mi Tesorillo, no es el que era. Durante estos años atrás nos hemos codeado y si me permiten la expresión, vacilado, a equipos de la talla del Cartaya, San Roque de Lepe o el mismísimo filial del Recreativo de Huelva. Todos en tercera división.

Tal vez ese ha sido nuestro error, el pensar que se podía llegar tan alto, que un pueblo de a penas 2500 habitantes le podía echar un pulso a la realidad. Pero ha sido bonito soñar, pensar que por una vez en la historia, podíamos presumir de ESTAR EN TERCERA.

Hoy en día como digo, la UD Tesorillo está en la uci; está agonizando de una enfermedad que se llama tercera división. De un veneno que nos inyectaron en vena hace unos años y que nos lleva como barco sin rumbo. Bueno sin rumbo no es la palabra, por que todos sabemos cual es el final de esta historia.

No quiero con esto culpar a nadie, solo me he aventurado a escribir estas letras aprovechado que tenemos un portal de internet; y pedir el apoyo de todos los que queremos y amamos al Tesorillo para que esta barco atraque en buen puerto.

Al presidente y directivos les pido que no tiren la toalla, que luchen para que el nombre de la unión deportiva Tesorillo no se pierda en el olvido.

La afición tenemos que tomar conciencia de lo que tenemos y lo que podemos perder; ayudando en lo que se pueda a volver a levantar nuestro nombre.

Equipos como el Jimena o el Guadiaro tuvieron la desgracia de desaparecer y perderse en el olvido. Que no nos pase a nosotros igual, que seamos inteligentes para conservar la historia. Espero que mis palabras sean un toque de atención, y que los que nos esta pasando sea un mal sueño del que pronto me voy a despertar.

Quiero finalizar agradeciendo a los futbolistas su esfuerzo y entrega, pero recordándoles que domingo tras domingo visten una camiseta que representa a un pueblo. Que de ellos depende y mucho que la unión deportiva Tesorillo siga viva.

Atentamente A.N.M. Socio Nº 98.
Google
;