;

lunes, 5 de enero de 2009

Amargo debut de Manolín


El Tesorillo cae en el estreno de su técnico ante un rival directo con un penalti que no existe.
........................
La Unión Deportiva Tesorillo no hizo suyo el dicho de "a entrenador nuevo, victoria segura" y sucumbió en casa ante un rival directo, el Chiclana Industrial, que aprovechó un penalti muy riguroso para conseguir el único gol del partido en el minuto 25.

Manolín Sánchez vio como su nuevo equipo malograba una decena de ocasiones ante la portería de Jaime y desperdiciaba una espléndida ocasión para comenzar a labrarse la permanencia, ya que casi todos los de abajo (Tharsis, Sporting San Fernando, Rosal) perdieron sus partidos.

Acaba la primera vuelta y el Tesorillo sigue en el farolillo rojo y situado a siete puntos de la permanencia, una distancia notable pero no insalvable.

El partido fue feo. Fiera falló lo indecible ante la meta chiclanera. En los primeros veinte minutos los amarillos ahogaron a su rival, sin que los chiclaneros tuvieran opción alguna de cara a la meta de Rosales, que jugó por la lesión de última hora de Miguel Rivas, que tiene lastimado un menisco. La jugada del partido llegó en el minuto 25', cuando el colegiado malagueño Domínguez Cervantes se inventó un penalti de Sequi a Manuel que sólo vio él. Joaquín se encargó de materializarlo y establecer el marcador a la postre definitivo.

Con el resultado en contra, los de Manolín siguieron buscando la portería contraria y Carenote de media chilena casi sorprende al meta Jaime. La unica ocasión que gozó el Chiclana Industrial fue al borde del descanso, en un falló de entendimiento entre Jorge Pirri y el portero que casi acaba en gol.

La segunda parte fue un calco de la primera. El Tesorillo quería y no podía, con innumerables ocasiones de gol y a ratos por falta de acierto, a ratos por mala suerte, pero el balón no entraba. A los jugadores amarillos se les notó faltos de fondo físico. En el 69' se produjo una gran jugada de Quique por banda derecha y su centro fue rematado por Carenote, que vio como Jaime se lucía.

El colegiado volvió a equivocarse en el 74', cuando expulsó por roja directa a Juan Ramos y dejó al Tesorillo con uno menos.

Eso no mermó las ganas de los tesorilleros que siguieron asediando la meta local. Adrián, en la única ocasión en la segunda mitad de los visitantes, pudo aumentar el marcador en un contragolpe que mandó a las nubes.

El final del encuentro fue una agonía de los amarillos, que a sabiendas de los resultados, buscaban empatar un partido que se les escapaba.

Manolín confesó al finalizar el encuentro: "Hay mucho que trabajar con este equipo, nos pesan las botas". "Hemos perdido una gran oportunidad, y esto nos pesará, pero todavía estamos a tiempo", explicó.

La próxima jornada el Tesorillo recibe al Rosal en casa en otro partido fundamental por la permanencia.
Google
;