;

sábado, 26 de diciembre de 2009

DESASTRE A CONSECUENCIA DE LAS PERSISTENTES LLUVIAS‏ (Por Martín Blanco)

Si afortunadamente hasta el momento no tenemos que lamentar ninguna desgracia humana, tampoco parece ser que pueda haber daños muy considerables en bienes de naturaleza urbana, lo que respecta a la agricultura si se puede calcular ya de desesperante.


Solo con lo que ha caido y, la cota que apreciamos en estas imágenes en las naranjas sumergidas en el agua, es más que suficiente para hacernos eco de la desdichada consecuencia en los cítricos.

A esta fecha, la gravedad es palpable. No solo por la "ruina que a los agricultores se les viene encima" sino por la irremediable situación laboral que se aproxima.


Fotografías y noticia de Martín Blanco
..............

Google
;