;

domingo, 20 de diciembre de 2009

NO SE RIAN PORQUE NO TIENE GRACIA, MI LOCAL COMERCIAL NO ES UNA PISCINA ¡ENCUENTREN SOLUCIÓN A ESTE PROBLEMA! (Por Juan Riscos)

Me gustaría ofreceros un video que demuestra mi intranquilidad cada vez que caen cuatro gotas en San Martín del Tesorillo.




Parto de la base de que la lluvia es oro para nuestra tierra y que es muy necesaria, máximo en este tiempo, pero para mi es un sin vivir cada vez que el cielo se encapota.


Este problema lo llevo arrastrando desde la época que Don Manuel Alaminos era alcalde de nuestra localidad, (y ya ha llovido mucho).

Cuando la plaza y el parque no estaban unidos, la lluvia que bajaba por la calle de Las Torres tomaba dirección a calle Túnel anegándose dicha calle.
Al unir la plaza con el parque, todo el agua que cae desde la calle de las Torres, la que baja por calle Larga y lógicamente todos su afluentes (Calle Cuesta, Una Acera, etc.), van a desembocar a un mismo punto, “a la puerta de mi tienda”.
No es la primera vez que hemos tenido que sacar el agua de mi local comercial a base de escobas y fregonas, y de eso pueden da fe mis vecinos que en innumerable ocasiones me han tendido una mano.

Como decía antes, desde la época de Don Manuel Alaminos, vengo denunciando una solución para este problema. Y unas veces por un asunto y otras por otro, la cosa sigue igual.
No voy a negar la buena voluntad que le han puestos los mandatarios de la E.L.A, pero lo cierto es que a día de hoy mi problema sigue existiendo.
Para que veáis mi problema, os he grabado un video de cómo se pone la puerta después de llover. Esto ha ocurrido días atrás y como podéis ver la acera desaparece bajo el agua haciendo imposible el paso por ella y lógicamente la entrada al local.


Google
;