;
Google
;

lunes, 21 de julio de 2014

DONDE LAS DAN LAS TOMAN (De la serie "El Cortijillo" Por Francisco Quirós "Pacurro")


Artículo VI de la serie "El Cortijillo" ....
.....
DONDE LAS DAN LAS TOMAN
....
Cuando redacto el presente  es al día siguiente de la hecatombe futbolera que sufrió Brasil a manos de Alemania, la cual le hizo un 7, en su orgullo yo diría que también en su prepotencia.
 
Celebré los goles de Alemania, no tanto como si de un alemán se tratase, pero si con cierta efusividad. Vi el partido en casa del matrimonio Blas Gil e Isabel Ortega, que dicho sea de paso son excelentes anfitriones, Blas coincidía conmigo en las celebraciones, no por la victoria de Alemania si no por la derrota de Brasil.
 
Claro está que todo esto debe tener una explicación, pues la tiene no le quepan la menor duda. Llueve sobre mojado ya en el 2013 cuando Brasil le ganó a España la final de la Copa Confederaciones, vi un atisbo de chulería en su entrenador Scolari, presumiendo que él había encontrado la fórmula como ganar a la campeona del mundo, que lo tenía todo muy bien estudiado, vamos que aquello era “peccata minuta” para sus cualidades. Esa chulería no fue exclusiva de don Felipe, fueron muchos los aficionados que se mofaron de nuestra selección, con canticos como “Adiós España”, dichos canticos lo efectuaban tanto el “rechoncho” gordinflón, como la  despampanante mulata.
 
Llega el mundial del 2014, España cae estrepitosamente, y el “cachondeito” aumenta de intensidad, prensa incluida, pero la gota que colmó el vaso, fue el día que el autobús de nuestra selección abandonaba Curitiba, la despedida de los nuestros fue a golpe de cortes de mangas y otras intemperancias similares.
 
Durante 5 o 6 años, nuestra selección practicó aquello que inventaron ellos conocido como el “JOGO BONITO”, llegándose a comparar a España con el Brasil del mundial del 70, creo que los presuntuosos y altaneros brasileños (no todos), no supieron digerir dicha comparación, de ahí su comportamiento soez.
 
Así que queridos cariocas, donde las dan las toman, ajo y agua, no hay cosa peor  que probar su propia medicina y etcétera, etcétera. Asumo  que alguien de ustedes pueda pensar que mal de muchos consuelos de tontos, a pesar de ello,  yo disfruté con la derrota de la pentacampeona del mundo,  a los que considero creídos, faroleros  y pedantes, con honrosas excepciones que de todo hay en la viña del señor.
 
                Pacurro.
                                                                                                             
 
Dos niños juegan fútbol en una fabela de Río de Janeiro (brasi).  
 
 
....